Tots sabem com acaba Romeu i Julieta?

¡Qué tragedia!

Doncs ja veieu que tot i tenir els joves enamorats, morts, freds, vençuts per la tragèdia, spoilers a part, els alumnes de 3r d’ESO de l’Escola Sol-Ixent ens van sorprendre amb un altre final.

US RELATO ELS DARRERS SEGONS DE L’OBRA:

  1. Els actors i actrius saluden.
  2. El públic aplaudeix entusiasmat. Crits de Bravo.
  3. Hi ha una senyora que plora d’emoció, s’eixuga les llàgrimes (ves que no li hagi entrat res a l’ull).
  4. Un pare no deixa de gravar, un altre que el tapa (faci el favor de seure, que no veig el meu fill…).
  5. Un alumne, l’actor que ha fet de Romeu, en Xavier, demana la paraula. Es fa el silenci… Treu un paper que ha escrit i es disposa a llegir-lo. El llegeix.

Lectura fantàstica, emocions descontrolades, pell de gallina, sensacions plaents i uns ulls vidriosos que delaten que cada paraula, que cada línia t’arriba directa al cor. Escoltes, somrius, observes, et sents observat, et sents estimat, et sents orgullós, et sents i et vols sentir i no saps si hi ets; no saps si hi ets perquè flotes dalt d’un núvol, levites en un atmosfera deliciosa… aplaudiments. Toques de peus a terra perquè un grupet d’actrius, alumnes de 3r d’ESO, la Nihad, la Dúnia, la Marian, l’Erika i la Lorena, et lliura una caixa amb una dedicatòria i un llibre de regal. Gràcies per aquest moment inoblidable.

Com a professor no hi ha res que pugui superar les paraules d’agraïment dels seus alumnes.

Alumnes de 3r d’ESO fent de Montescos i Capuletos

Quan arribo a casa al vespre, satisfet, content, orgullós, li vull llegir l’escrit d’en Xavier a la Margot, que porta un munt d’anys escoltant batalletes de classe (també és la primera espectadora de les històries que preparo per als meus alumnes de teatre), perquè comparteixi les meves sensacions.

US RELATO LA MEVA LECTURA DE L’ESCRIT

  1. Lectura primer paràgraf. Em tremola la veu.
  2. Segon paràgraf: ulls vidriosos i algun sospir.
  3. La Margot, que plora com una bleda, somriu.
  4. Acabo de llegir…  Voleu llegir-lo? 

STOP! Demanaré permís a l’autor per a publicar el text en el web del Taller de Teatre.

(Mail escrit. Mail respost. Tinc permís. Gràcies, Xavier.)

Me gustaría explicar lo mucho que nos has marcado estando estos meses aquí con nosotros. Empezaste preguntándonos que qué queríamos hacer al terminar la ESO, y acabaste  explicándonos la historia del rey Ricardo III por la simple frase “¡Mi reino por un caballo!”.

Opino que nos has marcado, y para bien. Nos has enseñado a ver más allá de unas letras en un libro de lengua castellana y nos has explicado cómo entender el mundo a través de los ojos de Aristóteles, y mejor aún, a través de los tuyos. También nos has dado libertad para opinar abiertamente sobre esta sociedad, y has hecho que mis ganas de aprender, por no decir las de casi todos, aparezcan.

Lo que pretendo explicar, es que agradezco mucho el entusiasmo y las ganas que has puesto en abrirnos los ojos con el enorme mundo del saber. Tengo clarísimo que si hubiéramos hecho las clases con tan solo el libro, no hubiera aprendido ni la mitad de las cosas que sé, o creo saber, ahora mismo.

Y ahora, de tú a tú, intentando ser más profundo y poético, te digo que para nosotros has sido como la ladrona de libros con Max. Nos has explicado como se encuentra el cielo, de una manera que nosotros no habíamos llegado a comprender hasta ahora, y gracias a ti.

Roger, vayas donde vayas, espero que no pierdas tu manera de enseñar, ya que también me gustaría que otros pudieran experimentar lo que todos los alumnos de ESO de la escuela Sol-Ixent, en gran parte de este curso, hemos vivido contigo. Tú puedes marcar diferencia.

Ahora, a mi grupo y a mí, nos encantaría que aceptaras este cuadro hecho por nosotros, y que lo guardarás para una ocasión especial, como el decorado de una de tus obras. Sabemos que el es pintor, en este caso Edward Hopper, le dio su propio significado a esta pintura, pero ya que esta vez lo hemos pintado nosotros nos gustaría que le dieras tu el tuyo, para así poder dar lecciones a tus alumnos con tu gran imaginación. A parte, cada vez que lo veas te acordarás de nosostros y de esta escuela.

P.D: No sé si esta carta es my formal, muy “cursi” o está mal estructurada. No he querido que ninguna profesora me la corrigiera ya que quería  que fuera mía 100% para poder dar mi visión sobre tu estancia aquí y que fuera más natural y personal.

Realmente pensaba que estos típicos profesores que te abrían la mente sólo existían en las películas americanas, o como mucho en las universidades y con suerte, pero me he llevado una grata sorpresa al hacer clases contigo. Gracias por todo, Roger.

Xavier Torres Caballero, alumno de la escuela Sol-Ixent

Acabo de transcriure la carta d’en Xavier i torno a tenir la pell de gallina i els ulls vidriosos. Em sento com el professor Keating del Club de los poetas muertos. Oh, Capitán, mi capitán…

UN ENORME SOMRIURE, UN ENORME AGRAÏMENT, UN ENORME CAPÍTOL DE LA MEVA VIDA DE PROFESSOR AMB ELS MILLORS COMPANYS DE VIATGE, ELS MEUS ALUMNES.